Cuando todo cambió

Ilustración Coronavirus 2020
Ilustración Covid-19

Un cambio de hábitos

No tengo dudas que el año 2020 es el año en que realizamos un cambio de hábitos.

Al comenzar los dos primeros meses, se escuchaba en las noticias de una situación de salud pública en China y en algunos lugares de Europa. Y justo cuando comenzabamos las actividades académicas regulares, en un fin de semana, todo se detuvo.

La situación que parecía tan lejana, nos alcanzo. Sin preparación, sin protocolos a seguir, con muchas inquietudes sobre lo que esta amenaza representaba para el estilo de vida que llevabamos hasta el momento. Con la cesación de las actividades laborales, la incertidumbre económica se hizo real.

En estas semanas, comenzamos a lavarnos las manos religiosamente cada vez que volvíamos de la calle. Intentamos respetar un espacio seguro entre las personas cuando hacemos las colas para los servicios básicos. Los saludos pasaron de lo físico y afectuoso, a un toque de codos o simplemente un gesto.

Un cambio de hábitos importante y necesario para contrarestar aquello que no vemos y no sabemos en donde esta.

Formación continua

Las actividades del seminario y los viajes tuvieron que detenerse.

Primero por la imposibilidad de realizarlo por las restricciones impuestas por las autoridades. Y segundo, por la falta de igualdad en el acceso a la información y los recursos tecnológicos. Parecían ser parte de nuestra vida diaria, pero sin embargo, en la práctica, la pandemia demostro que no era tan así.

En este panorama el Seminario Teológico del Sur reafirma el pilar de la necesidad de formación continua tanto en Biblia como en el área de la consejería pastoral.

Por el momento, nos mantenemos en contacto con nuestros estudiantes y amigos por medio de las redes sociales. Trabajando en preparar material de formación y cumpliendo con los que las autoridades requieren de los ciudadanos.

En cuanto la situación y las restricciones lo permitan, nos volveremos a encontrar. Cara a cara. Con nuevos hábitos y cuidandonos los unos a los otros hasta que sea seguro poder volver a darnos un abrazo y un sacudon de manos.

Formación en comunidad

Creemos que la formación en Biblia se da en el contexto de una comunidad viva y activa. Históricamente la familia de fe se reunía para ahondar en la enseñanza de la Palabra de Dios, y esta formación en comunidad es lo que permite vivir el mensaje de la Palabra y verlo de manera práctica en la vida de nuestros hermanos en la fe.

Parte de nuestra misión como seminario se realiza cuando estamos juntos, en los cursos y talleres, en San Martín de los Andes, o las diferentes comunidades de la línea sur, que con tanto afecto e interés nos han abierto las puertas.

Alguién con quien hablar

Este tiempo tan diferente a lo que conocíamos puede manifestarse de manera muy diferente para cada uno de nosotros.

Sea cual fuere esa manera, estamos presentes para acompañarte a vivir esta situación con la seguridad de que la fe y el sentido de comunidad nos fortalecen.

Comunicate por Whatsapp o por el formulario de contacto e intentaremos comunicarnos a la brevedad para ver como estas y que es lo que esta sucediendo en el lugar donde te encuentras.

Estate atento a las novedades que iremos publicando, y ora por este ministerio, asi como nosotros oramos por cada uno de aquellos a quienes ya hemos conocido, y aquellos que habremos de conocer.